Los Xuklis, se tiñieron de azulgrana en una tarde llena de emociones, sorpresas y magia!

Recibir un regalo de una de tus estrellas favoritas es recibir tres: el regalo, la estrella y la emoción que significa ver a quien admiras y comprobar que es de carne y huesos. El efecto que esto produce en un niño enfermo va mucho más allá de lo que podemos imaginar. La dosis de ilusión es tan potente uno se puede llegar a olvidar de la enfermedad por un tiempo, y esto tanto para el niño enfermo como para su familia, no tiene precio.

 

 

La Fundación Eric Abidal y la Fundación FC Barcelona, conocedoras de esta realidad, están firmemente comprometidas a impulsar estas actividades que sin duda ayudan a mejorar la calidad de vida y el bienestar emocional de todos estos niños y adolescentes incidiendo de manera positiva en su proceso.

Entre todos lo hacemos posible, gracias!

 

Attachments