Hay que respetar y atender la etapa vital en que el niño se encuentra y no sólo en su enfermedad.

Los niños y niñas con cáncer a menudo se encuentran en situación de tener las defensas bajas debido a los tratamientos, esto hace que, además de no poder asistir a la escuela, se pierdan hacer las actividades lúdicas y extraescolares como harían en circunstancias normales.

La importancia que tiene el juego a las diferentes etapas de cualquier menor es indiscutible, pero en situación de enfermedad toma una especial relevancia , ya que debido a esta situación quedan “aislados” de su entorno habitual y la influencia que este ejerce en su crecimiento, por ello, desde AFANOC, ofrecemos propuestas de carácter lúdico y educativo tanto en los periodos de hospitalización como durante su estancia a La Casa de los Xuklis, o una vez esten de vuelta a casa.
Estos ratos de ocio les permiten conectar con sus intereses y motivaciones, normalizar su realidad, conectar con el exterior, obtener un rato de distracción y ocio, expresarse, aprender, seguir estimulados, potenciar sus habilidades y descubrir otras nuevas.

En definitiva, permite centrar la mirada en el niño respetando la etapa vital en la cual se encuentra y no sólo en su enfermedad.

Las actividades propuestas son muchas y muy diversas, desde cuenta-cuentos, payasas, magia, talleres de creatividad y trabajos manuales, música, pintura y juegos simbólicos hasta la celebración de los aniversarios, las fiestas tradicionales como Carnestoltes, el Sant Jordi, la castanyada, Halloween, el Tió, la Noche de Reyes…

Además, estas propuestas suponen un punto de encuentro diferente entre padres e hijos, entre hermanos y familias, dando calidad a su tiempo libre, evadiéndose de la enfermedad.

Todos los talleres, juegos y actividades que se ofrecen desde AFANOC son gratuitos para las familias.

Related Post