30 años de camino con el cáncer infantil

En AFANOC cumplimos tres décadas. Treinta años desde que un pequeño grupo de padres y madres, con el apoyo de sus familiares y amigos, decidieron unirse para constituir una asociación que les ayudara a afrontar las carencias detectadas al vivir el cáncer de sus hijos. Ellos solos tuvieron que sobreponerse al desconocimiento, el estigma, la falta de recursos y al miedo, mucho miedo.

Desde entonces ha llovido mucho, una lluvia que ha ido nutriendo y allanando aquel camino desconocido y que ha unido a muchas personas. Un camino donde los tropiezos y los obstáculos se han ido eliminando para dejar paso a un horizonte más claro. Un camino que no se hace solo y donde a cada paso encontramos el apoyo, las respuestas y la compañía necesaria para seguir adelante.

En este difícil pero apasionante viaje, son muchos los momentos significativos para AFANOC. Momentos de satisfacción por los objetivos alcanzados. Durante estos años muchas personas han estado a nuestro lado y, aunque otros no han podido hacer todo el recorrido, sin todos ellos nuestros logros no hubieran sido posibles.

Hitos que definen nuestro carácter y escriben nuestra historia

Estamos contentos del camino recorrido a lo largo de estos treinta años, desde que aquel grupo de padres y madres decidieron no quedarse de brazos cruzados y ser activos en el proceso, denunciando las carencias y aportando soluciones.

Todavía nos queda mucho por recorrer y mejoras por alcanzar. Y sobre todo es necesario seguir trabajando para garantizar los derechos de los niños y niñas y adolescentes con cáncer; para mantener la gratuidad de los servicios para las familias; para mejorar los espacios hospitalarios;  y para empoderar a las familias a la hora de participar en la toma de decisiones de la administración sobre las políticas familiares.

 

 

Related Post